Las Salsas más ligeras

Hoy quiero que veas cómo se puede comer de manera variada y rica, sin aburrirte y sin privaciones en tu alimentación como muchas veces se tiende a pensar a la hora de iniciar una dieta.
Como siempre digo, lo que yo te propongo no es una dieta si no, un cambio en la manera de alimentarte que tienes ahora mismo. Sí, solo unos pequeños cambios eso sí, con unos grandes resultados.
Aquí te dejo unos ejemplos de una forma divertida de comer, mientras ganas salud y pierdes peso..


¿Está bien el regalo, verdad?
Sin renunciar al sabor, podemos elaborar salsas y aliños con menos calorías y menos grasas que los tradicionales. Estas salsas te aportarán variedad y color a tu dieta y además son más ligeras.
SALSA DE YOGUR
Típica del Mediterráneo oriental y la India, se elabora con yogur o leches fermentadas a las que se añaden otros condimentos como sal, pimienta, aceite, zumo de limón o vinagre, mostaza, y hierbas frescas, especialmente menta. Admite muchas variantes por ejemplo con pepino fresco rallado, tomate, pimientos verdes, cebolletas o calabacín. Resulta excelente para ensaladas y verduras, y para los típicos entrantes orientales, los "mezze". Para rebajar calorías puede elaborarse con yogures desnatados.
Cualquier salsa que tenga como base la mayonesa puede rebajarse con yogur.
DE ZANAHORIA
Las zanahorias tienen un delicado sabor dulce, ideal para elaborar salsas cremosas y aterciopeladas. Una de ellas se prepara sofriendo suavemente la parte blanca de u puerro, cortada bien fina, y cuatro zanahorias ralladas. Cuando estén medio hechas se añade el zumo de una naranja y, una vez se haya reducido, se agrega un poco de caldo de verdura y un poco de caldo vegetal o de pollo y un chorrito de agua de Vichy. Finalmente se rectifica de sal y se tritura.
Excelente para pescados y verduras, puede completar con un puñado de almendra molida o unas semillas de sésamo esparcidas por encima.
PERA Y MANZANA
Las manzanas, los membrillos y las peras se emplean tradicionalmente en la cocina catalana para acompañar salsas tipo alioli ligadas con aceite y ajo, pero también pueden convertirse en ingredientes de una salsa ligera y aromática que acompañe todo tipo de asados y platos de pescado, y verduras.
Para elaborarla se pelan y trocean las frutas y se ponen a hervir con un dedo de agua, una piel de limón, sal y una rama de canela o vainilla. Se cuecen tapadas y se retiran los condimentos sólidos para triturarla con un poco de aceite de oliva.
Bueno, podía seguir con más ejemplos de Salsas y cremas saludables y exquisitas... aunque aquí ya llevas 3 para iniciarte y probar.
Si quieres saber más o quieres empezar un cambio en tu cuerpo te espero.
""Recuerda las sesiones pueden ser por Skype, por teléfono o presenciales."
Hasta el próximo post
Olga Magro 

Naturópata, Dietista & Coach..