Causas por las que no bajas tu abdomen...

Te comento las causas de la distensión o “hinchazón” de tu abdomen, que te hacen ver y tener “panza”: 

1- Tránsito lento: es el mas frecuente, y se presenta por un retardo en el vaciamiento gástrico, es decir, cuando llega el alimento al estómago y primera

porción del intestino, el pasaje a la siguiente etapa digestiva se encuentra enlentecida y eso favorece la distensión. En general se asocia con constipación,

y en ocasiones con intolerancia a la lactosa (presente en lácteos). El tratamiento principal es el consumo de fibras.

Como se consigue consumir los 25 a 30 g. de fibras recomendadas? reemplazando en el desayuno el pan blanco o galletas

por pan integral (en 2 rebanadas obtienes 4 g. de fibra), consumes frutas en lo posible con cáscara (1 manzana mediana

aporta 3 g al igual que 1 bowl de frutillas). Elege al menos 1 vez por semana legumbres ya que en 1/3 de bowl de arvejas

o lentejas obtienes 6 g de fibra). Otra excelente idea es agregar 1 cucharada de avena a tus ensaladas, o bien, utiliza salvado

de avena extrafino para empanar tus milanesas. Las verduras son un excelente fuente de fibra, ademas de los antioxidantes

y minerales que aportan, por eso te las recomiendo en cada una de las dos comidas principales. NO OLVIDES EL AGUA.

Una adecuada Hidratación es fundamental para favorecer el tránsito intestinal!!!

2- Una situación frecuente es la distensión que observas en aquellas mujeres puérperas, que previo al embarazo no han

fortalecido sus abdominales, y que posteriormente, presentan “diástasis de rectos” es decir, los músculos abdominales se

“separan” por encontrarse flácidos. O bien, cuando se produce un descenso de peso brusco y te encuentras con un gran 

tejido flácido abdominal. Es muy importante fortalecer los abdominales para que actúen como contención, y de esta manera,

logren facilitar los movimientos peristálticos del intestino que favorecen la progresión del bolo alimenticio. Sumado por supuesto

al ejercicio aeróbico, y un buen plan alimentario donde controlemos las grasas y el tamaño de la porción. Puede ser necesario

acudir a un tratamiento con radiofrecuencia para complementar la terapéutica.

3- Retención de líquidos y síndrome premenstrual. En este caso, se produce por los cambios hormonales, y debes poner

énfasis en limitar el consumo de sodio, ya que este favorece la retención de líquidos.

Conclusiones:

-Haz ejercicio aeróbico y complementarlo con trabajo abdominal regular.

-Manten una alimentación variada, baja en sodio, rica en fibras (frutas, verduras, cereales integrales, etc), y controla las porciones.

-Puedes consumir los yoghures clásicos o bien los que se conocen como Probióticos, ambos favorecen el transito intestinal

-Mantén una adecuada hidratación (calcula 30 ml de agua por kg de peso). Si realizas ejercicio, aumenta 5oo ml mas.

-Reeduca tu intestino, y en lo posible tener una rutina para poder dedicarle tiempo a ese momento.

Y por último, es fundamental consultar con tu medico clínico, gastroenterólogo o nutricionista para eventualmente hacer la

pesquisa de Enfermedad Celiaca. Tan solo con un análisis de sangre, donde se miden anticuerpos, puedes orientarte y

determinar la necesidad de avanzar en el diagnóstico. No entres en pánico. Tiene solución y el tratamiento es simplemente una

Dieta libre de Gluten.                                                                                                                                                         Fte: Nutri2

Tu dietista...

Si quieres saber más nos vemos en mi consulta online o bien en mi consulta presencial.